Asuntos de Radio

Noticias de www.burbujamodulada.com desde su contenido en un sitio todo

Pettinato: los vecinos, ese flagelo

Nada es sagrado. Aires acondicionados, olores y ruidos molestos: las desventajas de vivir en departamento.

Entre los instrumentos, la batería es la peor enemiga de los vecinos, dice Pettinato.

Foto: David Fernández

¿Quien no soportó alguna vez a sus vecinos? De hecho, desde las cavernas ya se peleaban de costa a costa o de cueva a cueva. ¡Hasta los Stones hablan del tema en “ Neighbors”!

Los ruidos molestos, los polvos, las conversaciones, el olor a asado, a frito, a comida delivery, pasando por las gotas que caen de “arriba”, el aire acondicionado…

¡Porque todos tenemos aire acondicionado, lo ves al alquilar! Se ven todos los cubos metálicos uno por departamento. Y sin embargo cuando entrás, a los pocos días, reparás en que son molestos, que todos tienen una botella rebanada para que la manguera gotee ahí y después en el… ¡tuyo! ¡En tu propio balcón! Oh Dios, no importa que llueva, que diluvie, que caiga granizo, ¿pero no es el colmo llamar a tu vecino en un dia así, para quejarte de las gotas del aire que vienen de arriba? ¿No es loco separar las gotas de agua de lluvia de las del aire y que estas te saquen de quicio?

Y tenemos todos el mismo aire. O sea ,que tu vecino de abajo está goteando al de más abajo y así sucesivamente.

¿Cuál es el problema cuando el balcón tiene 1 metro por un metro y nadie sale ni a colgar la ropa? Ah, ya sé: seguro sale a fumar un cigarrillo y el goteo se lo apaga dos veces.

El escuchar a una pareja copular es, sin embargo, casi simpático. Podés comparar con tu poca frecuencia, podés analizar quién finge, podés vaticinar si es la misma mujer o una nueva que apareció por solo una noche. ¡Ooooppsss! ¡Pusieron respaldo a la cama! Etcétera, etcétera.

Creo que a nadie realmente le molesta que otros se apareen. Es más, siempre solemos contarlo riendo: “¡No sabés lo que son estos dos de arriba, están todo el día dale que dale que dale!”.

Si vamos al tema de instrumentos, ya sabemos que la batería es el demonio de los consorcios. Pero suceden cosas aún más raras. Un vecino que no tiene trabajo y decide hacer tartas y comida preparada por él: desagradable, sin gusto y mostrándote sus uñas negras.

Eso sí , todos los viernes recuerda tocarte el timbre para ofrecerte una nueva variedad de pollo a la mostaza. Mis gatos aún siguen escondidos detrás del sillón después de olerlo.

Y los vecinos que hacen grupos de whatsapp para quejarse entre sí de las expensas, de la humedad, de todo… ¡Menos a los dueños del edificio!

¿Y los que sufren porque un vecino se robó una silla de plástico de la terraza?

¿Y qué tal de los que no quieren que techen nada porque afea la ciudad, tal vez una de las capitales más espantosas y deshilachadas a nivel arquitectónico que existen?

¿Y los que te dicen que la terraza está en tu departamento, es tuya solo tuya, pero es del consorcio? Pero es tuya, te vuelven a repetir y concluyen: “Sólo vos la podes utilizar?”. Entonces digo, ¿por qué no es 100 por ciento mía? ¿O jugamos con la idea de que tal vez algún día la deje de utilizar y el que venga no la quiera? Y si el que viene la quiere, ¿qué diferencia habría entre sus pisadas y las mías?

Pero aquí vamos al dilema más incomprensible y enorme de la convivencia entre cubiles, neurosis y control del prójimo por el poder: los tacos.

¿Puede una persona reclamarle a otra que no camine en su departamento? ¿Que no vaya a la cocina ni al baño ni se levante temprano para trabajar ni se vista porque… ¡usa tacos!?

¡Y encima lo llama por el portero y se lo dice! Que te molesten sus tacos es como si le dijeras: “Eh, ¿no podés ducharte más corto? ¿Podrías lograr que la carne largue menos olor, o evitar la cebolla a las 8 AM?”.

Y qué hacemos cuando el edificio cambia en pocos meses y de pronto lo que jamás te molestó se convierte en “este lugar era otra cosa antes… Ahora está lleno de colombianos que venden Iphones y los departamentos se transformaron en oficinas de quién sabe qué, con desconocidos que suben y bajan en nuestro ascensor”. Cabe la frase: “No discrimino a nadie. Es más, yo tengo un amigo colombiano?” ¿O acá no entraría esa redención?

Los vecinos, los edificios… Pajareras de lujo en durlock alquilado por psicópatas, propietarios neuróticos y analistas que cobran por los dos. Jajaja.

Roberto Pettinato

Registro Propiedad Intelectual: 5344702.

Propietario Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. © 1996-2017

Clarín.com – Clarín Digital – Todos los derechos reservados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 22 noviembre, 2017 por en NACIONALES y etiquetada con , , , .

LAPISLAZULI – difusion Art.

Horario y Contacto

Administracion ------------ 02202 425022
de las 9 a 18 hs.

Comentarios recientes

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
A %d blogueros les gusta esto: