“Entreguen a Bazan”. Esos son los gritos que quedaron grabados al periodista Julio Bazán luego de haber recibido una brutal agresión durante su cobertura de las protestas por la reforma previsional en la zona de Congreso. El cronista recordó ese momento de tensión y aseguró que todavía no hay detenidos por lo sucedido.

El prestigioso cronista afirmó que durante esa manifestación el 18 de diciembre “los violentos quisieron condicionar la libertad de prensa”. En ese sentido, Bazán recordó los escraches a periodistas durante el gobierno anterior y lamentó que “a los fanáticos les han bajado el mensaje de que si un periodista dice algo que no quieren escuchar o no les gusta el medio, están habilitados para pegar”.

Julio Bazán durante las agresiones del 18 de diciembre. Foto: Enrique García Medina

Julio Bazán durante las agresiones del 18 de diciembre. Foto: Enrique García Medina

Al recordar cómo logró escapar de los agresores, destacó a “una estudiante que entre tanta violencia puso su cuerpo y me abrazó”. Además, el periodista contó la violencia verbal que también sufrió, además de la física: “Gritaban ‘entreguen a Bazán, entreguen a Bazán’, querían destruirme”.

Durante La Noche de Mirtha, Bazán también resaltó: “Los metrodelegados me salvaron la vida”, ya que logró protegerse de los violentos en una estación de subte.

El periodista Julio Bazán, agredido por manifestantes frente el Congreso

El periodista Julio Bazán, agredido por manifestantes frente el Congreso

A pesar de que ya pasaron varios días, Bazán contó que todavía sufre las secuelas del ataque: “Todavía tengo ampollas en la boca por la ceniza que me tiraron”.

Finalmente, el cronista de TN y Canal 13 aseguró que el ataque en su contra sigue impune: “Todavía no identificaron a los que me agredieron”. En ese sentido, dejó un mensaje a la Justicia: “Tienen que meter preso a alguno porque sino piensan que tienen vía libre”.

LEA MÁS: