Asuntos de Radio

Noticias de www.burbujamodulada.com desde su contenido en un sitio todo

Maximiliano Guerra: “No hay que dejar de vivir para ser bailarín”

Junto al Ballet del Mercosur, está presentando “Quereme así… piantao”, un homenaje al poeta Horacio Ferrer.

Maximiliano Guerra, antes del show en el Teatro Provincial

ENTREVISTA :

Horacio Ferrer conoció a “Lulú” en el bar La Poesía de San Telmo. La mujer acompañó al poeta los últimos 33 años de su vida. “Ella es la mujer de la que soy el hombre”, solía decir el autor de “Balada para un loco”. Esa historia de amor es el eje de Quereme así… piantao, el espectáculo musical que Maximiliano Guerra y el Ballet del Mercosur presentan los lunes y martes, a las 21.30, en el Teatro Provincial de Mar del Plata. El show tiene un ingrediente especial: Lulú Michelli, la viuda del poeta, se sube al escenario para contar la historia de amor que nació en 1982.

Guerra, que el martes hará una pequeña performance en el Espacio Clarín, cuenta cómo fue el desafío de crear un espectáculo de danza basado en la obra de un poeta, sus años de gestión en la dirección el Ballet Estable del Teatro Colón y cómo hacer para seguir vigente a los 50 años.

¿Cómo fue crear imágenes coreográficas, a partir de alguien cuyo legado fue la palabra?

Es lo más interesante. La danza tiene la libertad de prescindir de la palabra. Y, a su vez, la palabra tiene el poder de contar las cosas poéticamente. Gustavo Cabaña estuvo a cargo del guión. Junto a mi mujer Patricia Baca Urquiza, elegimos distintos coreógrafos para diferentes momentos. Hay algunos de tango puro, jazz, folclore estilizado, danza moderna y neo clásica. Es contar esa historia de amor a partir de los estilos y el movimiento.

El público masivo relaciona a Ferrer con Ástor Piazzolla. ¿Qué descubriste vos de su obra al conocerlo e idear el show?

Conocí a Horacio y a Lulú hace algunos años en el Festival de Tango de Granada. Él era básicamente un poeta del tango; escribió canciones para Raúl Garello, Aníbal Troilo y, por supuesto, Ástor Piazzolla. Además, fue el creador de la Academia Nacional del Tango y alguien clave para declarar al tango como Patrimonio de la Humanidad. El espectáculo es un homenaje a un amigo que falleció, una persona que dejó un legado tremendo. Tenía mucho amor por el tango y por su mujer. Es la historia de esos amores.

Maximiliano Guerra: "No hay que dejar de vivir para ser bailarín"

Fragmento del espectáculo “Quereme así… piantao”.

Además, cumple con el objetivo que tenés desde hace unos años: acercar la danza a la mayor cantidad de gente…

Hace muchos años me planteé no hacer solo danzas clásicas. Por eso investigué en el tango, la danza contemporánea y la danza teatro. Buscamos que la gente le pierda el miedo a la danza clásica. La idea es que nosotros podamos acercarnos a la gente. Y que a todos les resulte más cómodo disfrutar.

¿Qué aprendiste de tus años de gestión en el Teatro Colón?

Aprendí que no volvería a hacerlo –se ríe. Fue complicado porque hay temas muy arraigados en la estructura del teatro, que son difíciles de entender para alguien que trabajó desde siempre en el ámbito privado. Hicimos lo que pudimos dentro de las posibilidades del Colón. Se avanzó un montón y espero que se siga avanzando.

¿Cuáles son esos aspectos difíciles de cambiar?

Por ejemplo, desde la creación del ballet está escrito que deben hacerse revisión de cargos cada dos años, algo que nunca se realizó. Y no la podés implementar ahora. Eso sirve para ir sosteniendo el nivel de excelencia. Todos podemos tener un par de años en los que no nos vaya bien o que tengamos algún problema en el cuerpo. Sucede un poco como en el fútbol: al jugador que no funciona se lo saca del equipo, pero no deja de pertenecer al club.

El actual gobierno decidió de dejar de financiar a la Compañía de Ballet Nacional. ¿Cuál es tu mirada sobre lo que sucedió con un grupo que dirigía Iñaki Urlezaga?

Es un ballet que fue creado durante el gobierno anterior. Tengo entendido que esta nueva gestión dijo: “Te banco por dos años y vemos qué pasa”. Por supuesto, me duele mucho que los colegas se queden sin trabajo. Pero nuestro Ballet del Mercosur nunca tuvo subvención en 17 años de historia y logró mantenerse. No tenemos que pretender que todo venga del Estado. Debemos armar equipos y ver cómo hacemos para subsistir.

Hiciste una analogía entre la danza y el fútbol. Comenzaste a bailar a los 10 años y cumpliste 50 en plena actividad. ¿Cómo cuidás el cuerpo?

Me cuido con el entrenamiento y con las comidas. Comer bien significa comer lo que el cuerpo necesita. Y también me cuido de disfrutar de la vida. La mente sana te ayuda a disfrutar de la vida, de mis hijas y de tomarme un vino una noche. No hay que dejar de vivir para ser bailarín. Es al revés: hay que vivir para poder hacerlo.

Registro Propiedad Intelectual: 5344702.

Propietario Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. © 1996-2018

Clarín.com – Clarín Digital – Todos los derechos reservados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 23 enero, 2018 por en Informe Especial y etiquetada con , , , , .

LAPISLAZULI – difusion Art.

Horario y Contacto

Administracion ------------ 02202 425022
de las 9 a 18 hs.

Comentarios recientes

enero 2018
L M X J V S D
« Dic   Feb »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
A %d blogueros les gusta esto: