El sueño terminó. Finalmente, el último largometraje de Luis Ortega, El Angel, no quedó entre las nueve precandidatas que eligió la Academia de Hollywood para competir por cinco lugares en la categoría Mejor Película de Habla No Inglesa. Las nueve prenominadas en su categoría son: Pájaros de verano (Colombia), The Guilty (Dinamarca), Never Look Away (Alemania), Shoplifters (Japón), Ayka (Kazajistán), Capernaum (Libano), Roma (México), Cold War (Polonia) y Burning (Corea del Sur).

El film protagonizado por el debutante Lorenzo “Toto” Ferro no tuvo una buena noticia esta semana, a diferencia de la anterior, cuando el miércoles pasado la Academia de Cine de España había anunciado que la ficción inspirada en la historia de Carlos Robledo Puch, el asesino más famoso de la Argentina, era una entre las cinco nominadas en la categoría Mejor Película Iberoamericana para los Premios Goya. El cine argentino obtuvo la distinción en diecisiete oportunidades de las 32 ediciones”.

El Angel llegó a ambas instancias porque previamente fue seleccionada por los miembros de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina para competir por el Goya a la Mejor Película Iberoamericana, al igual que para pelear por una precandidatura al Oscar a la Mejor Película de Habla no Inglesa, que finalmente no consiguió por decisión de la Academia de Hollywood.

Tampoco fue seleccionada La noche de 12 años (Uruguay), la película de Alvaro Brechner, basada en los doce años de confinamiento solitario que vivieron tres de las personalidades más reconocidas del Uruguay contemporáneo: su ex presidente, José “Pepe” Mujica (que es interpretado por Antonio De la Torre), Mauricio Rosencof (encarnado por Chino Darín) y Eleuterio Fernández Huidobro (interpretado por Alfonso Tort). Pero El Angel y La noche de 12 años competirán por el Goya, aunque la gran candidata es Roma, de Alfonso Cuarón (México). Además, el nuevo film del director de Gravedad tiene amplias posibilidades de conquistar el Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa, aunque su gran contrincante es la polaca Cold War.