El cambio de año no modificó la situación en Radio Nacional. La renuncia a fines del año pasado de Ana Gerschenson a la dirección ejecutiva de la AM 870, por no acompañar el ajuste de “paritaria cero”, tampoco. La flamante asunción de Fernando Subirats como director de la emisora pública no parece modificar lo que es la política de ajuste que Hernán Lombardi, al frente del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos (SFMyCP), está profundizando en los medios estatales. Por eso el lunes los trabajadores de Radio Nacional, de todos los gremios y en todas las emisoras provinciales, realizaron un paro de 24 horas bajo la consigna de que “el sueldo no alcanza”. No es para menos: mientras el último día hábil de 2018 Mauricio Macri firmó el decreto que autoriza un aumento del 25 por ciento a ministros y secretarios, beneficiando entre otros a Lombardi, el SFMyCP que el funcionario encabeza recién ahora les está ofreciendo un incremento del 15 por ciento a los trabajadores de la emisora pública, en cuotas y sin retroactividad.

En medio de una inflación anual que rondará el 47 por ciento, los trabajadores de los medios públicos no tuvieron aumento en 2018. En los hechos, sus sueldos están congelados desde 2017. No sólo eso: la pérdida del poder adquisitivo se profundizó ante la eliminación de las horas extras y otros ítems que engrosaban sus sueldos. Esta misma situación se repite en la TV Pública y en el resto de los medios estatales. La “paritaria cero”, en un contexto inflacionario y en el que paralelamente se abrieron planes de retiros voluntarios, trazó un panorama desolador en la emisora, con sueldos escuálidos, producciones mínimas y servicios eliminados. Basta un ejemplo: la cronista acreditada en Casa Rosada se fue de la emisora y nunca fue reemplazada. Al haber reducción de horas extras, el turno del cronista de Nacional acreditado en el Congreso se termina a las 21. La calidad informativa se deterioró, al mismo tiempo que disminuyó su audiencia. “No puedo acompañar la decisión de no otorgar una paritaria en un año difícil como el que termina”, señaló Gerschenson, al momento de presentar su renuncia indeclinable a la dirección de la emisora.

El decreto presidencial, firmado por Macri desde sus vacaciones en el Sur, que estipula un aumento del 25 por ciento (20 por ciento en enero y un 5 por ciento en febrero.) de los sueldos a sus ministros y secretarios, terminó obligando al SFMyCP a moverse de su lógica de “paritaria cero”. PáginaI12 intentó comunicarse con alguna autoridad de la emisora y del SFMyCP pero no tuvo respuestas. Fuentes del sistema que encabeza Lombardi le señalaron a este diario que “están en plena etapa de negociaciones con la idea de llegar a un acuerdo”. Por el momento, la propuesta presentada a los ochos gremios paritarios que fueron convocados a la mesa tiene sabor a poco: las autoridades ofrecen apenas un 15 por ciento de aumento a los trabajadores, a pagar en tres cuotas (5 por ciento en diciembre, 5 por ciento en enero y 5 por ciento en febrero). Además, pese a corresponder a la paritaria 2018, el aumento salarial no contempla retroactividad. Hoy habrá una nueva reunión.

“Durante todo el año pasado nos reunimos numerosas veces y la propuesta que siempre presentaban en la mesa de negociaciones era de cero aumento salarial. Ahora, apareció una oferta del 15 por ciento, en cuotas que todavía no son claras y sin contemplar todo el 2018, donde hubo una inflación de más del 45 por ciento. Nos quieren hacer perder la paritaria del año pasado. Es insostenible”, le dijo a PáginaI12 Carlos Saglul, delegado de Radio Nacional y Secretario adjunto del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba). El paro general y federal del lunes fue el segundo en las últimas dos semanas, tras el realizado el 21 de diciembre. En ambos casos, tanto la AM 870 como las emisoras provinciales, no tuvieron programación al aire, ante la masividad de la adhesión.

“El tema salarial es muy importante pero lo central es el vaciamiento que están haciendo de la radio”, explica Saglul. “Lo que pasa –afirma– es funcional a ese vaciamiento. En 2018, cuando metieron paritaria cero, paralelamente abrieron retiros voluntarios con los que se fueron decenas de compañeros. A veces uno llega a la radio y prácticamente está vacía. En las radios del interior o la RAE (Radio Argentina al exterior), durante el fin de semana las cierran y dejan conectada la programación a una computadora. Ante la descalificación constante de parte de las autoridades, el proceso de desmoralización y la falta de proyecto artístico-periodístico, muchos profesionales se terminaron yendo. Si hoy existen los medios públicos es por el esfuerzo de los laburantes.”